Josefina
Barragán Merino

Concejalía de
Hermanamientos

Hermanamientos

Almendralejo estrecha lazos, aunque no sean de sangre, con otros dos municipios: A Rúa (Galicia) y Ceprano (Italia). Cada historia nació de una manera diferente.

La que está en la mayoría del imaginario colectivo, por lo que representa el fútbol para el municipio, es el hermanamiento con A Rúa (Ourense). En la temporada 1996/97, cuando el extinto Extremadura C.F. ascendió a primera división, comenzó a fraguarse el hermanamiento entre la ciudad gallega y Almendralejo. No fue hasta 2002 cuando ese hermanamiento se hizo efectivo, ratificándose en años posteriores.

El fútbol sirvió en esta ocasión para unir a dos ciudades. Y el patrón de Almendralejo, San Roque, para hacerlo con la ciudad italiana con la que se está trabajando en estos momentos, Ceprano, a pocos kilómetros de Roma y con unos 9.000 habitantes. 

El objetivo de este hermanamiento se centra en fomentar el diálogo entre los dos municipios dirigidas al intercambio de ideas y prácticas, para promover y desarrollar procesos de desarrollo entre los pueblos cohesivas y armoniosas, promovidos por la Unión Europea.